¿Sabías que tu empresa puede ser condenada penalmente por actos u omisiones realizados por los directivos y los trabajadores?

Recientemente, hemos conocido la noticia por la cual el Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional ha considerado como eximente el hecho de acreditar que la empresa posee y ha adoptado medidas para prevenir delitos; es decir, ha implantado un Plan de Compliance Penal.

Para contextualizar, desde la reforma del Código Penal de julio de 2015, las empresas en cuyo seno se cometa un delito por un empleado o mando pueden verse exoneradas de responsabilidad penal si cuentan con un plan de prevención de riesgos penales o compliance penal que cumpla con los requisitos del artículo 31 bis del Código Penal.

En base a la modificación del Código Penal indicada, el Tribunal Supremo ha dictado sentencias, como las del 2 de septiembre de 2015 o del 29 de febrero de 2016, que condenan a empresas por no disponer de estos planes de compliance penal, si bien, en pasado 11 de mayo de 2017, en el seno del llamado “caso Bankia” el auto del Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional, ha absuelto a una empresa por tener implantado precisamente este Plan de Compliance Penal, cumplir con los requisitos legales y por contar con las suficientes herramientas, políticas y protocolos de control del mismo adecuados para exigir al personal de la misma el cumplimiento de las normas profesionales, estableciendo medidas de vigilancia y control idóneas para evitar la comisión de ilícitos

Toda empresa debe prevenir sorpresas e implantar un código ético y un integral cumplimiento normativo a todos los que forman parte del negocio (empleados y consejeros). En VASALTO, nuestro servicio, a diferencia del de otras firmas, permite un asesoramiento preventivo pudiendo elaborar un programa de compliance a medida de las necesidades de cada compañía.

Melisa Waisman | Departamento Jurídico VΛSΛLTO Barcelona