Hoy, 23 de marzo de 2017, hemos conocido la sentencia dictada por el Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo. Esta sentencia estima el recurso presentado por Bankia contra la sentencia de la Audiencia Nacional de fecha 4 de diciembre de 2015, por la cual se condenaba a dicha entidad bancaria a establecer un sistema de registro de la jornada diaria efectiva que realiza la totalidad de su plantilla sin distinguir entre contratos a tiempo completo y contratos a tiempo parcial.

Por tanto, la sentencia que analizamos hoy, resulta de vital importancia, puesto que el Tribunal Supremo casa y anula la sentencia de la Audiencia Nacional, y determina que la Ley no fija ni contiene obligación de registro de jornada para todos los trabajadores sin considerar el tipo de contratación, sino que en exclusiva, la obligación establecida en nuestra normativa laboral, se centra en el control horario cuando existen horas extra para contratos a tiempo completo, así como el en registro de la jornada para contratos a tiempo parcial.

Para situarnos mejor, contextualizaremos en conflicto. La problemática respecto del registro de jornada, nació del Real Decreto Ley 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores que incluyó en el Estatuto de los Trabajadores una disposición que contemplaba la obligación del registro diario de la jornada de los trabajadores y la obligación del empresario de llevar el cómputo de las horas de sus trabajadores a tiempo parcial.

Aunque a priori, la redacción resulta clara, y por tanto sólo se debía exigir el registro de la jornada para los empleados a tiempo parcial, el cambio de interpretación que supuso la Sentencia de la Audiencia Nacional, respecto del artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores que fijaba la obligación del registro de la jornada diaria de cada trabajador sin considerar la tipología de su contrato, con el objetivo de determinar la jornada efectivamente realizada y así conocer el número de horas ordinarias y extraordinarias y de dotar tanto el trabajador como a la Autoridad Laboral de un medio probatorio para poder acreditar la realización de horas extraordinarias.

Muchas han sido las empresas que han sido inspeccionadas en los últimos meses y sancionada por parte de la Inspección de Trabajo al amparo del criterio de la Audiencia Nacional, criterio que deberá ser modificado por la propia Inspección.

Es fundamental cumplir con la obligación del registro de jornada para todos los contratos a tiempo parcial, y para aquellos contratos a tiempo completo que cuando se realizan horas extraordinarias. En VΛSΛLTO somos especialistas en RRHH y Relaciones Laborales; nos encargamos de la gestión del personal, las nóminas y toda la administración de RRHH.

David Martínez Vega | Director VΛSΛLTO Barcelona